Violencia Domestica en Parejas del Mismo Sexo

Escrito por · 2012-09-20

El tema de violencia domestica entre parejas del mismo sexo o entre la comunidad LGBTQ (lesbian, gay, bisexual, transgender, questioning) como se le conoce por sus siglas en inglés, se ha visto incrementada en los últimos años, y es un problema bastante serio que muchas veces se subestima o ignora socialmente. Muchas de estas personas gay o lesbianas que están en relaciones de pareja son victimas de diferentes tipos de abuso por parte de sus compañeros o compañeras y tienen vergüenza o miedo de reportar por que creen que sus demandas no van a ser atendidas o reconocidas como tal.

Aquí en el estado de Colorado, el Comité de Violencia Domestica que regula las normas para los ofensores (DVOMB), considera que la población LGBTQ, en casos de violencia domestica, deber ser atendida como una población específica para evitar algún tipo de discriminación por parte de grupos heterosexuales y que se les debe de proveer tratamiento grupal por separado.

Al igual que en las relaciones entre personas del sexo opuesto, la violencia domestica y el abuso en las relaciones con personas del mismo sexo tiene algunas características en común, como el abuso físico, sexual, emocional y verbal; la manipulación, humillación y amenazas son utilizadas como parte del poder y control hacia la pareja. Cualquiera sea el caso, la persona abusada se siente usualmente sola, aislada y asustada, y muchas veces es convencida que el abuso es por su culpa, y que podría evitarse si él o ella hicieran las cosas diferentes o de la manera como el abusador o abusadora lo demanda.

Otras de las características comunes entre los homosexuales en cuestión de violencia domestica es que uno de los compañeros sexuales cree tener el poder de controlar la manera de pensar, sentir y actuar de su compañero o compañera y presiona o manipula a su pareja para que resista el control. Algunos de ellos o ellas amenazan con reportarlos a sus familiares, amigos o lugares de trabajo por ser gay o lesbiana.

Cualquier persona que este en una relación del mismo sexo y cree que está siendo victima de violencia domestica, debe saber que su caso será atendido y apoyado por la policía y el sistema legal como cualquier otra persona en una relación heterosexual, por lo que no debería tener miedo o vergüenza.

Alguna creencias negativas que se mantienen en las relaciones del mismo sexo son como por ejemplo, que muchas veces se asume que el abuso entre ellos o ellas es necesariamente “mutuo”. Así mismo se cree que los sistemas de apoyo para victimas de abuso como las casas de refugio, consejería, o las líneas telefónicas para casos de crisis son sólo para mujeres victimas de abuso por parte de un hombre. Otros creen que si reportan un caso de violencia domestica como gay o lesbiana, podría poner en riesgo de perder su trabajo, su casa, o la custodia de los hijos si los hay como producto de una relación previa. También hay aquellos que evitan reportar casos de abuso por parte de sus parejas por el temor de ser rechazados o ser considerados “anormales” y prefieren sentirse aislados o indefensos.

Por otro lado es importante considerar que gay, lesbianas, bisexuales o transexuales, que son victimas de algún tipo de violencia por parte de su pareja, tienden a sufrir y enfrentar muchas veces la discriminación por parte de  personas homofóbicas, y esto hace que exista mayor resistencia entre ellos para buscar ayuda legal, medica, psicológica, social, económica, etc. y así salir de una relación abusiva.

Un factor importante  a considerar en las relaciones del mismo sexo es que si no hay dependencia económica y emocional con la pareja, se puede disolver más fácilmente una relación; sin embargo, si ellos están en una relación donde tienen inversiones y compromisos financieros juntos, les es difícil encontrar una salida legal por no estar legalmente casados.

Si usted o alguna persona que conoce esta en una relación de abuso, busque ayuda o incentívelo a que busquen ayuda o que reporta el caso a las autoridades. Cualquier tipo de abuso es un crimen y no se debe permitir, tolerar ni justificar, al margen de la orientación sexual de la persona.

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.