Las Emociones y la Salud Física

Escrito por · 2011-03-30
Las funciones físicas del cuerpo humano pueden ser afectadas por el estado emocional y forma de pensar. Una de las funciones básicas del organismo más afectadas es el sistema inmunológico, que es el que defiende al cuerpo de la invasión de cualquier virus o bacteria y evita que la persona se enferme fácilmente. Si el sistema inmunológico no funciona adecuadamente, fácilmente una persona puede adquirir o prolongar desde enfermedades simples como una gripe hasta terminales como el cáncer.

Algunas personas más que otras caen y recaen fácilmente en las mismas enfermedades físicas entrando en un círculo vicioso del que no les es fácil salir y terminan con enfermedades crónicas, tomando medicinas todo el tiempo, y sin darse cuenta que muchas veces estos padecimientos físicos están relacionados con sus propios estados emocionales.

Desde siempre se dijo que la mente está estrechamente relacionada con el cuerpo, pero recién se ha empezado a dar ese valor e importancia a esta relación. Pues ahora se sabe con certeza que la manera de pensar y sentir ejerce influencia en la salud física, ya sea para bien o para mal, es decir que el estado de salud de una persona puede ser el resultado de un equilibrio o desequilibrio emocional y que éste puede persistir a través del tiempo.

Usualmente los médicos tienden a centrase casi exclusivamente en el tratamiento de los síntomas, sin darle importancia a la verdadera causa de la enfermedad o ignoran la parte emocional del paciente. Los síntomas físicos pueden estar relacionados con factores o acontecimientos psicológicos como el estrés o la ansiedad. Por ejemplo, cuando la ansiedad o el sobre estrés se producen de manera frecuente y se viven de manera intensa, no es extraño que puedan acabar produciendo enfermedades físicas o alterando el funcionamiento de determinados órganos y sistemas, dando lugar a posibles síntomas físicos como dolores, tensiones musculares, u otros padecimientos que pueden ser el inicio de algunas enfermedades agudas o crónicas.

Una persona que es más tolerante con sus emociones negativas y sabe identificar y manejar adecuadamente cada una de ellas, tendrá menos posibilidades de enfermar o enfrentar síntomas físicos por causa psicológicas; sin embargo una persona con sentimientos y pensamientos negativos o pesimistas, va a tener más dificultades para enfrentarse a los acontecimientos estresantes o resolver problemas cotidianos, y la posibilidad de padecer enfermedades físicas son mayores.

Muchas veces los síntomas físicos que se manifiestan de forma duradera o que aparecen y desaparecen de manera periódica sin que ningún tratamiento médico logre mejorarlos, o que al ser tratados con medicamentos acaban siendo siempre remplazados por otros síntomas físicos que aparecen después, puede ser una señal que existe algún problema o conflicto emocional no resuelto y que de alguna manera está contribuyendo a la enfermedad física o debilitando las defensas del organismo.

Si usted es una persona que frecuentemente se siente triste, insatisfecho, inseguro, agresivo, irritable, enojado, resentido, estresado, angustiado, temeroso, inferior, avergonzado, etc. y permite sentirse así por mucho tiempo, puede estar produciendo un desequilibrio biológico en su cuerpo y terminar con un padecimiento físico. Si usted puede identificar uno de estos sentimientos negativos, empiece a trabajar con ellos, antes que estos terminen afectado su salud.

No tenga miedo de trabajar en sus emociones, tampoco en conocerse de manera profunda y descubrir quién es en realidad. Cada quien es como piensa y como piensa siente y como siente actúa, y esta puede verse reflejada en su estado de salud en general.

Si usted cree ser una de esas personas que tiene una serie de manifestaciones físicas y que probablemente están relacionadas con su estado emocional, utilice una serie de técnicas mentales que le ayuden en su desarrollo personal y le permitan conocer sus verdaderos deseos, expectativas, necesidades en la vida y tratar de alcanzarlos satisfactoriamente. De esta manera puede lograr un mayor bienestar y  equilibrio emocional que, a su vez  llevará a un mayor bienestar físico y mental. Si esto no es posible hacerlo usted mismo, busque ayuda profesional.
 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.