La felicidad: un estado emocional que depende de uno mismo

Escrito por · 2009-05-24

La felicidad: un estado emocional que depende de uno mismo.

La mayoría de de la gente cree que sólo consiguiendo ciertas cosas materiales o logrando que ciertos factores externos sean favorables, se sentirán sentiremos mejor. Creen que si tan sólo tuvieran un mejor trabajo, un mejor salario, una buena casa, un carro de último modelo, si su pareja fuera como quisiese que fuera o si tan sólo pudiera encontrar el amor de su vida, entonces por fin se sentirían felices o emocionalmente satisfechos y realizados.

Nuestra vida es el reflejo de lo que pensamos.

Muchas veces uno se enfoca hacia lo externo y se le da un inmenso “poder” a esos factores de afuera que supuestamente le hará feliz y le dará como por “arte de magia” esa paz emocional que tanto ansía y espera.
Pero la realidad es que la vida es el reflejo de lo que piensa, es decir de lo que hay en su interior. Cada momento de su vida y todo lo que siente no es más que una manifestación emocional acerca de si mismos y de lo que piensa de si mismos, y esa es la forma como se presenta al mundo.


¿Qué cree que es lo que llenará su vida de bienestar?

Si usted cree que cambiando los factores externos o logrando lo que usted tanto ha estado esperando desde hace mucho tiempo, logrará por fin mejorar su situación de vida y alcanzar la felicidad, permítame decirle que está completamente equivocado. Si usted cree que alcanzando lo material o teniendo mucho dinero, su salud mental cambiaria automáticamente; la verdad es que aun logrando todo lo material, si usted no cambia, usted seguirá repitiendo sus mismas adicciones, sus mismas costumbres, sus mismas maneras de pensar; es decir, si usted no ha aprendido a ser feliz desde antes, seguirá siendo el mismo o la misma infeliz de siempre, pero ahora de una manera más elegante.


Su vida es un reflejo.

Si un día sucediese un “milagro” y todos sus problemas económicos se solucionarían, y todos sus conflictos externos se terminarían; pero sin haber hecho un cambio en su manera de pensar y sin haber logrado estar bien emocionalmente consigo mismo, tenga la seguridad que en muy poco tiempo volverá a tener nuevamente una vida llena de conflictos, vacíos emocionales e insatisfacción consigo mismo y con los demás. Esto es así porque sólo usted es el responsable de todo lo que pasa en su mente. Su vida es un reflejo exacto de lo que piensa.

Trabajar en uno mismo…

Trabajar con sus propias emociones y resolver sus propios conflictos, es una forma real y duradera de mejorar la vida emocional.
Identificar qué es lo que le hace pensar y actuar de esa manera equivocada, que hay detrás de esos comportamientos negativos que repite una y otra vez y que es lo que nos lleva a tener conflictos con los demás.
Si logra identificar esos factores, puede llegar a comprender porqué se ha estado saboteando a si mismo una y otra vez, porqué sus relaciones y su vida están llenas de conflictos. Una vez identificados esos factores, podrá entender mejor de donde vienen esos miedos que le inmovilizan y paralizan, cuales son esas creencias que le limitan o le tienen estancados, cuales son esas ideas que le impiden ser lo que usted quiere ser y disfrutar de la única oportunidad que le da la vida aquí y ahora.

EL poder de cambiar uno mismo.

Trabajar sobre las emociones es fortalecer la voluntad, la manera de pensar y asumir responsabilidad por cada una de las acciones y no buscar culpables de lo que se hace o de lo que es uno mismo.
Una vez que empieza a cambiar, verá que ese cambio se reflejará en todos los aspectos de su vida personal y en los que le rodean. El cambio se manifiesta como una consecuencia y como el resultado lógico si mismo. Usted no tiene que esperar que el resto cambie, usted no tiene el poder de cambiar a los otros, pero si tiene el inmenso poder de mejorar, si así lo desea.

Estar bien con uno mismo: lo más importante.

Por lo general las personas viven su vida al revés: intentan tener más cosas materiales o más dinero, para poder hacer más de lo que quieren y ser más felices. Lo que en realidad funciona es lo contrario: Primero se tiene que estar bien con si mismo en el área emocional, ser lo que realmente quiere ser como persona, después hacer lo que debe de hacer para poder obtener lo que quiere.
Usted es el principio y fin de su existencia, usted es el que interpreta todo lo que le sucede, es el que cuenta su propia historia. Lo único constante en la vida es el cambio. Si se aferra al pasado impedirá cambiar ahora. Si vive del pasado, dejará que se te vaya de las manos este precioso momento que es la vida. No tenga miedo a soltar lo que fue. Sólo lo que es, en este preciso momento, tal cual es, existe.
Cualquier cambio que valga la pena en su vida requiere de un esfuerzo permanente. Las soluciones fáciles, los atajos, las fórmulas mágicas no dan resultados duraderos. Sólo las acciones concretas, la disciplina y la responsabilidad pueden cambiar su vida, y eso sólo de usted depende. No hay nadie allá afuera que lo hará por usted. No hay nadie en el futuro que por fin solucionará sus problemas, no hay alguien en ninguna parte del mundo que por fin hará todo lo que usted quiere. Sólo usted, aquí mismo en la eternidad de este momento, sólo usted, aquí y ahora. Si cree que aun por si mismo no puede, busque ayuda profesional.

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.