Impacto De La Violencia Familiar En Los Hijos

Escrito por · 2015-05-17

Diversos estudios continúan demostrando que en los hogares donde hay violencia intrafamiliar los niños y niñas tienen más riesgo de sufrir problemas de salud, problemas de comportamiento y traumas emocionales, y son más propensos a tener problemas de salud mental en la edad adulta.

El ambiente en las familias con violencia son por lo general mas inconsistentes, impredecibles, extremamente caóticos, y disfuncionales. Los hijos no pueden predecir si sus necesidades emocionales serán satisfechas por los padres. Usualmente los padres niegan o minimizan la violencia. Los padres tienden a manipular a los hijos para que lo que pasa en casa no lo comenten con nadie en la escuela o con otras personas fuera de la familia. En estas familias los niveles de estrés y depresión son muy altos.

Aquí algunos hábitos dañinos para los Hijos/as de familias que viven bajo la violencia:

  1. Los Padres se convierten en demasiados permisivos o demasiado duros. Y muchas veces tienen dificultades para disciplinar con el ejemplo.
  2. A los padres les es difícil armonizar la consecuencia apropiada con el comportamiento inadecuado del niño/a. Por ejemplo, dar todo un día de no ver televisión por jugar demasiado brusco, o no dar ningún castigo por usar un lenguaje verbal abusivo.
  3. Los padres tienden a usar el castigo físico con sus hijos.
  4. Los padres pueden no ver el punto de vista del niño, tendiendo a manejar sólo un punto de vista de autoritarismo de ellos como adultos.
  5. Los padres no enseñan las habilidades de control de emociones y comportamientos agresivos a sus hijos. No advierten que el niño/niña está actuando de manera violenta, dejando de este modo que las cosas se acumulen y luego los padres estallan de manera agresiva.
  6. Los padres tienden a culpar a otros de sus propios problemas.
  7. Los padres mantienen ideas tradicionales y rígidas sobre la crianza de los hijos y los roles sexuales.

Efectos sobre los niños/as:

  1. Los niños/as tienden a culparse a sí mismos por la violencia en el hogar. Es posible que hayan escuchado que algunos de los incidentes violentos fue el resultado de algo que los niños/as hicieron o no hicieron. Suelen tener pesadillas y problemas para dormir.
  2. Los niños/as pueden aprender que el comportamiento agresivo es el camino para conseguir satisfacer sus necesidades.
  3. Los niños/as pueden aprender que la violencia es una forma de manejar los sentimientos de enojo o frustración.
  4. Los niños/as también pueden aprender que está bien dejar que alguien los tratan de una manera que les hace daño físico o emocional.
  5. Los niños/as pueden repetir el maltrato en sus juegos con los demás.

Al llegar los hijos/as a la adolescencia, la situación puede empeorar aún más. El adolescente que ha vivido esta situación puede comenzar a autolesionarse, recurrir al alcohol o a las drogas, tener relaciones sexuales inapropiadas con el único objetivo de obtener afecto, sufrir depresión, tener baja autoestima o sufrir diferentes problemas de salud mental. Además, puede llegar a convertirse en víctima o incluso en maltratador, y comportarse de manera ofensiva con los demás, tanto dentro de casa como fuera de ella.

Por diversas razones, muchas personas no protestan o denuncian cuando son víctimas de violencia domestica. Pero si no lo hacen por ello/as mismo/as, por su seguridad e integridad, deben hacerlo por sus hijos. No hay excusas.

Muchas gracias!!!!

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.