El lenguaje del amor

Escrito por · 2010-04-22

De acuerdo a lo que define la Real Academia Española, “lenguaje” es un sistema de comunicación verbal y no verbal que permite a los seres humanos expresar lo que piensan y sienten; y sobre el tema del lenguaje del amor se ha escrito mucho en todos los idiomas. Sin embargo con el avance de los sistemas de comunicación en las últimas décadas, el lenguaje entre los seres humanos y especialmente en las relaciones de pareja, sigue siendo un tema complicado.

Muchas parejas siguen teniendo dificultades para expresar o hacer llegar sus mensajes de amor. Algunos manifiestan que aman a sus parejas, pero que su mensaje de amor no llega, y es como si estuvieran hablando en un idioma completamente diferente y desconocido.
Personalmente creo que lo más importante dentro de una relación de pareja es la “comunicación” y la “clave” está en identificar, aprender y hablar el mismo lenguaje dentro de la relación. Aquí algunas sugerencias que pueden ayudar a utilizar el lenguaje del amor y fortalecer su relación.
Enfóquese en las cosas buenas que hace su pareja y háblele a su pareja en términos positivos. En lo que te enfoques se expande como dice la ley de la atracción.


Anime a su pareja en los cambios o logros que él o ella quiere alcanzar. Para ello se requiere simpatizar y ser empático; es decir, ponerse en los zapatos de su pareja.
Evite de cualquier manera los agravios, insultos y amenazas. No justifique sus reacciones basadas en emociones o culpando a su pareja por sus reacciones. Usted es la única persona que tiene autoridad sobre sus emociones y reacciones.
Tiene que ser rápido para pensar y lento para reaccionar en ciertos casos. Por ejemplo, cuando este enojado o frustrado, tómese su tiempo para calmarse antes de hablar.

La comunicación de una sola vía o monólogos, no son una buena alternativa en el lenguaje del amor. Evite terminar una conversación abruptamente dando la última palabra, eludiendo y abandonando la conversación.
Los sermones son buenos en las iglesias, más no como parte del lenguaje del amor, pues lo único que se consigue es que la otra persona escuche obligadamente, sin realmente prestar atención.
Reconocer y admitir los errores del pasado es bueno, y deber ser parte de la historia de una relación, pero nunca para sacarlos a relucir en cada oportunidad que se tenga (Traer al presente los errores del ayer arruina la relación y la comunicación).

Sea flexible en su comunicación y manera de pensar. El no querer dar su brazo a torcer por la necedad o terquedad de querer tener siempre la razón lo alejará de su relación. Aprender a ceder es lo más indicado para llegar a un acuerdo.
Respete los sentimientos y manera de pensar de su pareja. Comparta y explore más allá de una simple conversación para entender y comprender mejor a su pareja.
Hable con claridad para que su mensaje pueda llegar a su receptor como usted desea que llegue. Los mensajes disfrazados o indirectas no son compatibles con el lenguaje del amor.

No permita que las dudas e inseguridades le hagan asumir o ver las cosas que no son reales o como si fueran verdad.
Evite involucrar a terceros en una discusión, ni busque a terceros como sus defensores.
En conclusión, como podemos ver el lenguaje del amor es todo un arte, y no una simple comunicación con tu pareja. En el lenguaje del amor hay que trabajar permanentemente y evitar cualquier actitud que impida una buena comunicación que los separa del amor.
Si a pesar de todo el esfuerzo que usted y su pareja han hecho para mejorar la comunicación y la relación, y no ha sido posible mejorarla, busquen ayuda profesional.

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.