El Gran Secreto Para Dejar de Fumar (Parte II)El Gran Secreto Para Dejar de Fumar (Parte II)

Escrito por · 2009-04-05

En la edición anterior comente acerca de las estadísticas, riegos y consecuencias de uso del tabaco. Ahora mencionare de las razones que tenemos para dejar de fumar y el plan personalizado.
Razones para dejar de fumar
Dejar de fumar es una de las decisiones más importantes que puedes adoptar para mejorar tu salud y ganar calidad de vida. También para respetar el derecho a la salud de quienes nos rodean.
Personalmente creo que son muchas y muy buenas las razones para dejar de fumar, pero no hay mejor poder de convencimiento que el de uno mismo.

La información es poder y para poder dejar de fumar necesitas saber dos cosas que te ayudarán enormemente a avanzar en el proceso para dejar de fumar:
• ¿Qué te proporciona el tabaco para continuar fumando a pesar de querer dejarlo?
• ¿Por qué razones quieres dejar de fumar, es decir, qué crees que ganarás si lo consigues?


Posibles razones por las que continúas fumando

1. Como estimulante. Probablemente sientes que el tabaco te ayuda a despejarte, a mantener un nivel elevado de atención, te estimula, incrementa tu energía y, en general, te ayuda a seguir adelante.
2. Por estatus social. En ocasiones, fumar te resulta gratificante, te ayuda a sobrellevar con mayor “seguridad” algunas situaciones sociales o sientes que te da mayor presencia social.
3. Por placer-relajación. Para obtener placer emocional, o bien para no sentirte mal emocionalmente.
4. Para reducir estados negativos. Probablemente crees que el cigarro te ayuda a superar los momentos difíciles que enfrentas todos los días como el estrés.
5. Por adicción. Es posible que ya lo sabes que tienes una adicción al tabaco y te es difícil dejar de fumar, pero no imposible. Cuando hay adicción ya no estas disfrutando de la mayoría de cigarrillos que fumas, tu relación con el tabaco es inconsciente, mecánica, automática.

Valora las ventajas de dejar de fumar
Las personas que han dejado de fumar manifiestas las siguientes ventajas al dejar de fumar:
Razones de salud:
• Disminuir problemas y riesgos de salud relacionados con el tabaco.
• Vivir más años y vivirlos mejor.
• Respetar el derecho a la salud de las personas que nos rodean.
Mujeres embarazadas:
• Aumentar la posibilidad de tener un bebé saludable.
• Disminuir complicaciones durante el embarazo y el parto.
• Evitar graves riesgos de salud a mi futuro/a hijo/a.
Mejoraramiento de calidad de vida:
• Recuperar el buen aliento y no ahuyentar a nadie de su lado.
• Que mi ropa no huela mal a tabaco.
• Disfrutar en una casa con un ambiente más fresco y limpio.
• Que sus besos no tengan olor a cenicero añejo.
• Recuperar una dentadura blanca y limpia.
• Gastarse el dinero en cosas más gratificantes y beneficiosas.
Autoestima y preocupación por los tuyos:
• El poder de librarse de esta adicción.
• Porque tú vales demasiado como para dejarme manipular por el tabaco.
• Evitar el envejecimiento prematuro de tu piel.
• Que tu rostro recupere el aspecto de la edad que realmente tienes.
• Ser un buen ejemplo para mis hijos y otros que desean dejar de fumar.

Tu plan personalizado
Ahora que ya conoces muy bien las características de tu consumo de tabaco y has valorado seriamente las ventajas que obtendrás al dejar de fumar y has identificado claramente las razones para dejar el consumo de tabaco, tienen que tomar el primer paso y disfrutar de las ventajas cuanto antes.
Las claves para empezar con buen pie son:
• Tener un plan personalizado
• Descubre tus propias habilidades y prepárate para ejercitarlas
• Identifica los apoyos y utilízalos
• Disfruta de tus logros
Al empezar un plan personalizado debes saber que tu proceso de mejora ya ha empezado. Aunque el camino que ahora empieza no estará libre de dificultades, una preparación adecuada te ayudará a poderlas afrontar mejor, y a la vez te será muy útil para reconocer y disfrutar cada nuevo logro conseguido.

Prepárate
Tómate el tiempo necesario para llevar a cabo tu plan, y piensa en que lo que te propones es dejar de fumar de forma seria y permanente. Una vez asumido ese compromiso, continúa:
Dentro del plazo de un mes, fija un día para dejar de fumar
• Considera este día como inaplazable bajo cualquier circunstancia.
• Al fijar la fecha, procura que no sea una época de especial tensión, de excesivo trabajo, de grandes preocupaciones, de cambios, de exámenes, etc.
• Los días más favorables para dejar de fumar pueden ser: el inicio de un fin de semana, un día que coincida con un grato aniversario, con el cumpleaños de una persona querida, un día durante tus vacaciones, o cualquier día en el que puedas planificar un poco cómo organizar tu tiempo.

Si tienes alguna pregunta o comentario puedes hacerlo a traves de la sección de Contactar.

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.