El duelo de un ser viviente

Escrito por · 2012-07-23

Dejar una relación de pareja o separarse de alguien a quien se ama demasiado creyendo que no es capaz de sobrevivir sin ese amor, es uno de los sentimientos más intensos y dolorosos que una persona pueda experimentar.

Me pregunto, ¿que puede ser más tóxico, un consumo de alcohol en exceso, una sobredosis de drogas o un amor no correspondido?, ¿Es que hace falta valor para aceptar que no hay culpables, ni tampoco motivos para hacerlo? o ¿Es que será mas fácil para algunos quedarse estancados en un estado de victimas de lo que no pudo ser, lo que no es y lo que nunca será?

La Dra. Kubler, autora del libro “On Death and Dying” describe las etapas de duelo por las que pasa una persona cuando es sentenciada a muerte o cuando muere un ser querido. Pero su propuesta ha sido extendida también para caso de niños abandonados por sus padres, personas que pierden un trabajo, pierden una función física, o cuando sufren la ruptura de una relación de pareja.

El duelo o luto de un ser viviente, como yo le llamo, es el nombre del proceso emocional y mental cuando una persona se enfrenta o aferra a un distanciamiento de su pareja, la separación o un divorcio, o se siente “enganchado” a no querer aceptar una relación que ya no existe.

Aunque parezca mentira, antes de superar un dolor emocional, primero se tiene que experimentar de manera intensa ese dolor, y es parte del proceso de desprendimiento afectivo a la persona amada. Este proceso es complicado, pues intervienen una serie de sentimientos y emociones encontradas como: tristeza, desconsuelo, angustia, decepción, culpa, ansiedad, desesperación, pesimismo, consternación, amargura, enojo, etc.

El dolor emocional muchas veces se mezcla de momentos gratos, y felicidad que se vivieron con la persona amada, y la persona empieza a añorar aquellos momentos y se resiste a creer que esos momentos ya no volverán, o que nunca más podrán amar a otra persona y que su dolor emocional persistirá por el resto de su vida. Muchas veces estas emociones son fortalecidas por ciertas letras de canciones como: “Sin tu amor yo me muero”, “no podré vivir sin ti”, “tu eres como el aire que respiro”, “te esperaré toda la vida”, etc.

Aquí trataré de describir brevemente las fases del proceso de duelo por una separacion de pareja:

La primera fase es la negación, se manifiesta con sentimientos arrolladores de tristeza, llanto, desconcierto e incredulidad. Esta fase puede durar semanas o meses, pero cuanto más lucha la persona contra la situación, mas tiempo permanecerá en esta etapa.

La segunda fase es el enojo, donde la persona expresa rabia, decepción, angustia, resentimiento con la gente y hasta con Dios. Aquí surgen todos los por qué?. Suelen quejarse por todo; son muy susceptibles a la crítica, y pueden mostrar comportamientos de agresividad, y sentirse muy angustiados por ser el/la protagonista de una desgracia.

La tercera fase es el pacto. Ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, surge la intención de llegar a un acuerdo con la pareja y Dios para intentar superar su difícil situación.

La cuarta fase, es la depresión: aparece cuando no se puede seguir negando la realidad y la persona se debilita, adelgaza, y se ve invadida por una profunda tristeza. Pierde desinterés por el mundo. Es un estado, en general, temporal y preparatorio para la aceptación de la realidad. Aquí es cuando empieza la persona a hacerse la idea que la pérdida es irreversible. Entra en un proceso de resignación silenciosa.

Finalmente viene la aceptación, la persona adolorida empieza a ver las cosas con más tranquilidad, se van clarificando los sentimientos, y empieza a sentir paz; ya no tiene la necesidad de hablar de lo que pasó y empieza nuevamente a centrarse en las actividades cotidianas, y retomar las relaciones sociales.

Al proceso de duelo no se le puede forzar. Es imposible predecir en cuanto tiempo desaparecerá el dolor emocional y llegue a su final. La superación del duelo depende de factores como: Nivel de importancia de la relación de pareja, recursos de apoyo (familiares, amigos, psicoterapeutas), tipo de personalidad persona para identificar y manejar emociones, maneras de pensar y enfrentar los problemas de la vida, autoestima, etc.

Si usted se encuentra sumergido en este proceso y le es difícil salir de esto, no dude en buscar ayuda profesional.

Topics: Articulos · Tags: ,
 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.