El desafío de Padres con hijos homosexuales

Escrito por · 2012-04-19

La homosexualidad de un hijo o de una hija es una realidad que aún hoy en día, algunos padres no saben como afrontar o manejar. Si bien se habla de que no es fácil para muchas personas gays, lesbianas o bisexuales “salir del closet”, muchos padres también enfrentan esta difícil  situación de “salir del closet” y aceptar que tienen un hijo o una hija homosexual.

Preguntarse por qué algunas personas son gays, lesbianas o bisexuales, no hay una respuesta fácil. Hasta ahora, innumerables estudios en uno u otro sentido indican que no hay pruebas concluyentes para afirmar si la homosexualidad es de origen genético o ambiental, si es innata o aprendida. Uno de los enfoques mas aceptados es que la orientación sexual de las personas es multideterminada por factores psicodinámicos, socioculturales, biológicos y situacionales; es decir que la orientación no está determinada por un sólo factor aisladamente.  La orientación sexual se desarrolla a lo largo de toda la vida, y en algún momento de la vida la persona se da cuenta que es heterosexual, gay, lesbiana o bisexual.

Mientras los estudios con respecto a la homosexualidad continúan; la controversia, discriminación, estigma  y prejuicios en contra de la homosexualidad todavía están presentes en la sociedad, y los padres de hijos homosexuales siguen atravesando momentos difíciles para aceptar que tienen un hijo o hija homosexual.

Una de las cosas que deben saber los padres es que la homosexualidad no es una enfermedad, y por lo tanto no hay nada que curar, ni que cambiar en un hijo o hija homosexual.

Algunos padres, por la falta de información acerca de la homosexualidad, se han dejado llevar por algunas publicaciones que promocionaban las llamadas “terapias reparativas”  o “ministerios de transformación” que aseguraban revertir los deseos sexuales de las personas homosexuales o que hacían el uso de ciertas religiones para eliminar esos deseos “satánicos”; sin embargo, nunca se demostró resultados de esas “técnicas”, y por el contario, la Asociación Americana de Psicología, emitió un informe al respecto mencionando que no era ético tratar de cambiar la orientación sexual de una persona.

Lo que se sabe es que la actitud de los padres es fundamental para el desarrollo armónico de la personalidad de un homosexual, y que la aceptación de la homosexualidad un hijo o hija no es fácil, pues esto puede implicar un proceso largo y hasta doloroso

Si usted tiene dudas acerca de la orientación sexual de su hijo o hija, hable directamente con él o ella, y trate de reaccionar positivamente, y evite un sufrimiento innecesario e inútil. No aceptar que tiene a un hijo gay o hija lesbiana, no cambiara la situación de ellos, y al contrario, hará que el proceso de aceptación sea más doloroso, y lejos de beneficiar a alguien, perjudicará la dinámica de la familia.

Es entendible que algunos padres puedan sufrir de un “shock” o  “conmoción”, cuando se enteran que tienen un hijo homosexual. Buscar ayuda profesional en esta situación los puede ayudar.

Finalmente quiero decirles que los padres con hijos homosexuales tienen que entender que nadie tiene la culpa de la orientación sexual de sus hijos, que no es una opción y que tampoco es una enfermedad. Que eviten ser trágicos a la hora de hablar del tema con su hijo(a). Eviten cualquier tipo de amenaza, tampoco busquen persuadir a su hijo(a) para que crea que está equivocado(a),  o confundido(a), ni menos obligue a su a su hijo(a) a buscar ayuda psicológica para que “cambie de parecer” con respecto a su orientación sexual. La ayuda psicológica puede estar orientada a la persona homosexual para fortalecer su autoestima, autoconcepto y asertividad, así como en el caso de los padres estará orientado a la dinámica familiar en la aceptación de un miembro homosexual, y darle todo el apoyo emocional que necesita.

Si está interesado(a) en éste y otros artículos lo invito a visitar el portal del Facebook: Dr. Frank Clavijo

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.