El Control de Nuestras Emociones

Escrito por · 2013-06-15

Muchas veces las personas creen que el manejo de las emociones es demasiado confuso, obscuro, misterioso, difícil de manjar o ajeno a nuestro control. Contrario a estas creencias acerca de las emociones, estas pueden manejarse y controlarse de manera adecuada.

Las emociones tienen un nivel de control relacionado con la manera de pensar, sentir, y actuar acerca de sí mismo, y depende de cómo algunas personar pueden dejarse influenciar por factores externos o internos.

Si una persona es susceptible de ser controlada por otros, diríamos que sus emociones son afectadas y manejadas de manera externa, o si la persona basa el control de sus propias emociones en sí misma, diríamos que sus emociones tienen un control interno.

¿Cuándo el manejo de las emociones es externo?, Es externo cuando el nivel de control es entregado a otra gente, y que creen que ejercen poder de influencia en las emociones y acciones de las personas. Básicamente estas personas buscan aprobación, reconocimiento, aceptación, amparo y afirmación de quienes son en otras personas. Es decir que los resultados de las acciones de esas personas son a través de otros. Y en la manera que esos factores externos aprueben, reconozcan, acepten, refuercen, o afirmen sus acciones, se sentirán bien; de lo contrario esas personas se sentirán sin valor, sin ser aprobados, sin ser reconocidos, sin ser aceptados, y sin ser recompensados. Esto hace que este tipo de personas sean susceptibles de ser controlados por otros en sus maneras de pensar, sentir y actuar.

¿Cuándo el manejo de las emociones es interno?, este nivel es cuando la persona se da así mismo el poder de influenciar sobre su propia manera de pensar, sentir, y actuar. Aquí la aprobación de sí mismo, el reconocimiento de sí mismo, la aceptación de sí mismo y el valor de la afirmación de sí mismo está en sus propias manos y no en las manos de otros. De esta manera el esfuerzo de amarse a sí mismos y el cuidado para sentirse reconocidos, valiosos, competentes, talentosos, creativos, bien informados y ser capaces de vivir su vida para sí mismos, dependerá solamente de sí mismo y no por otros. De esta manera entonces la persona es completamente responsable de su manera de pensar, sentir, y actuar.

La persona con un control interno de sus emociones es capaz de poder encontrar una solución eficaz a sus problemas, incluso aunque piense que la causa es un factor que está fuera de su propio control.

La intención de tener un nivel de control interno de las emociones es que la persona asuma un rol activo y protagonista en sus vidas, y tome responsabilidad de sus problemas, incluyendo sus actitudes y manera de hablar consigo mismos. De esta manera la persona sabe que tiene control sobre sí y podrá ampliar sus opciones y alternativas para la solución de sus problemas.
Ahora usted puede contestarse a esta pregunta: ¿El control de sus emociones está determinado en un nivel de control externo o interno?

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.