Desafiando los miedos

Escrito por · 2013-01-20

¿Le teme usted al cambio?, ¿a ser diferente?, ¿a no ser aceptado/a tal como es?, ¿al fracaso?, ¿a descubrir el lado oscuro de su vida? Aquí algunas ideas que le ayudaran a enfrentar sus propios miedos.

Los miedos se presentan de diferentes formas y tienen el tamaño que usted les dé. El miedo es parte de la vida, y puede sentirse cuando se miente, se trasgrede una regla, se está en desacuerdo con alguien, si está enojado/a, se pelea con su pareja, hijo, jefe, etc.

Muchas personas tienden a minimizar, reprimir, o negar sus propios miedos, aun cuando saben que estos les son demasiado incómodos, y viven vidas miserables, llenas de temores, inseguridades, fantasías e ilusiones que las alejan de una realidad en la que viven.

La ley de la física dice que todo lo que expande se tiene que contraer, y todo lo que sube tiene que bajar, y desde este punto de vista, tarde o temprano, los miedos saldrán a la luz y es cuando se tienen que enfrentar, de lo contrario ellos se harán cargo de usted y lo/a debilitaran mentalmente.

Primero que nada se tiene que aprender a aceptar a si mimo, luego explorar su sistema de creencias con respecto al miedo, e identificar la manera como ha venido pensando, actuando, manejando y enfrentando sus propios miedos. Esto implica dejar de vivir en negación para enfrentar los miedos.

Aceptarse tal como se es, es aprender a no temer ser rechazados, ni esconder todo lo que creemos es inaceptable de uno mismo. Esto implica renunciar a convertirse en esclavo de sus propios miedos y al contrario desafíelos y confróntelos!!!!

No se resista a enfrentar sus miedos, porque ellos persistirán. El costo de ignorar los miedos puede ser demasiado alto para usted. Lo importante es ser capaces de reconocer y expresar los miedos, especialmente cuando causan dolor emocional. Si no se manejan de manera apropiada, estos se quedarán alojados en la memoria y en algún momento pueden expresarse de manera inadecuada y causar mayor dolor emocional.

No se acobarde ante el dolor emocional que pueden causar los miedos, son parte de la vida, acéptelos le guste o no, no tiene que estar de acuerdo con ellos, lo que decida hacer con ellos hace la gran diferencia. Reprimirlos es lo peor que pueda hacer, expresarlos adecuada y oportunamente es lo trascendental.

Cada uno de ustedes puede aprender a aceptar su propia realidad con o sin miedos, pues los miedos se pueden convertir en sus propios amigos o enemigos. Si rechaza la realidad en la que vive por miedo, ellos se apoderaran de usted y lucharan en contra suya.

Finalmente quiero compartirles una breve historia: Sentados junto al fuego a la luz de la luna conversaban un viejo indio y su nieto. Le dijo el muchacho al abuelo: “Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi cabeza, uno es un lobo miedoso, inseguro, triste y pesimista, y el otro es un lobo seguro de sí mismo, valiente, alegre y optimista”. El nieto preguntó: ”Abuelo, ¿cuál de los lobos crees que ganará la pelea?”. El abuelo respondió: “Aquel que tu alimentes”.

Muchas gracias!!!!!

Si está interesado en éste y otros artículos los invito agregarme entre sus contactos del facebook para recibir cada uno de estos artículos y compartirlos.

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.