Depresión Después de las Fiestas

Escrito por · 2009-03-31

¿Depresión después de la Navidad y el Año Nuevo? no suena muy lógico, porque se supone que todos hemos estado alegres, que celebramos en familia, que hubo buenos sentimientos, regalos, cena especial y festividades; pero la realidad para muchas personas ha sido otra historia, principalmente para muchos hispanos que estuvieron lejos de sus familias y seres queridos.

 
En esta época del año, muchas personas hacen un balance de todas las cosas que se han hecho a lo largo del año pasado y lo que esperan hacer a lo largo de este año, y en individuos con bajo nivel de ánimo, todo esto constituye una situación desequilibrante, principalmente en aquellas personas que son propensas a la depresión y si ha esto le agregamos  que después de las fiestas nos excedimos en los gastos y que vamos a tardarnos mucho pagando las cuentas, la depresión de acentúa y se profundiza al iniciar el nuevo año.

 
Con este título del artículo no quiero inventar un nuevo trastorno que aparezca en los manuales psiquiátricos, pero si quiero llamar la atención sobre un estado de ánimo que se desarrolla en esta época y que guarda mucha similitud con la depresión que todos conocemos.
 En principio, cumple todas las características de una depresión común, la persona se encuentra triste y melancólica durante y después de las fiestas de navidad y año nuevo, tiene una visión negativa de lo que la rodea y cualquier actividad le resultará complicada de llevar a cabo.

 

Factores principales
Los factores principales que llevan a estas personas a sentirse así, pueden ser los siguientes:

 ¿Depresión después de la Navidad y el Año Nuevo? no suena muy lógico, porque se supone que todos hemos estado alegres, que celebramos en familia, que hubo buenos sentimientos, regalos, cena especial y festividades; pero la realidad para muchas personas ha sido otra historia, principalmente para muchos hispanos que estuvieron lejos de sus familias y seres queridos.

 
En esta época del año, muchas personas hacen un balance de todas las cosas que se han hecho a lo largo del año pasado y lo que esperan hacer a lo largo de este año, y en individuos con bajo nivel de ánimo, todo esto constituye una situación desequilibrante, principalmente en aquellas personas que son propensas a la depresión y si ha esto le agregamos  que después de las fiestas nos excedimos en los gastos y que vamos a tardarnos mucho pagando las cuentas, la depresión de acentúa y se profundiza al iniciar el nuevo año.

 
Con este título del artículo no quiero inventar un nuevo trastorno que aparezca en los manuales psiquiátricos, pero si quiero llamar la atención sobre un estado de ánimo que se desarrolla en esta época y que guarda mucha similitud con la depresión que todos conocemos.
 En principio, cumple todas las características de una depresión común, la persona se encuentra triste y melancólica durante y después de las fiestas de navidad y año nuevo, tiene una visión negativa de lo que la rodea y cualquier actividad le resultará complicada de llevar a cabo.

 

Factores principales
Los factores principales que llevan a estas personas a sentirse así, pueden ser los siguientes:

 
 Recuerdos de seres queridos, personas que han muerto o que se encuentran lejos con los cuales no se puedo compartir estas fechas. Puesto que estas vivencias no se pudieron repetir, el pensamiento será negativo hacia esa situación y la persona afectada no tiene ganas de nada. Está focalizando toda su atención en ese acontecimiento o en la persona o personas que faltaron y no es capaz de ver el resto del ambiente, como otros familiares que sí estuvieron presentes, o que tuvieron otras situaciones buenas y positivas, etc.

 
 Paralelo a lo anterior aparecen recuerdos de acontecimientos pasados vividos en estas fiestas o a lo largo del año pasado que fueron negativos y que ahora salen a relucir para demostrar lo mal que lo hemos pasado o lo desdichados que hemos sido. Es una forma de rememorar el pasado pero que solo sirve para ensuciar el presente.

 
 Las personas que se encuentra lejos de casa, viviendo o trabajando en otras ciudades y que no tuvieron la posibilidad de volver a casa en estas fechas pueden desarrollar este trastorno. Igualmente es una forma negativa de vivir una realidad, eligen pensar en negativo cuando podían hacerlo en positivo.

 
 Algunas personas se dejaron llevar por la publicidad y por el espíritu de la fiesta de navidad y año nuevo que trataron de vendernos por todas partes. La idea de felicidad que aparece en los medios de comunicación no tiene nada que ver con la realidad que viven muchas familias con problemas, ya sean económicos, personales, laborales, de pareja , etc.. Si hemos caído en la trampa de compararnos con lo que nos venden habremos caído en un pozo sin salida, por supuesto que no nos parecemos para nada a lo que dicen los anuncios, pero ten en cuenta que cada uno vive estas fechas a su manera y que ninguna forma es mejor que la otra.

 
 La falta de recursos económicos ha sido una gran traba en estas fechas. El hecho de no haber podido comprar regalos a todos nuestros seres queridos o de no haber tenido una buena cena o fiesta de fin de año ayudará a la persona negativa a refugiarse en sus pensamientos y a autocriticarse de manera exagerada.

¿Qué hacer para estar mejor?

 Haz que los recuerdos de los fallecidos se conviertan en algo agradable. Rememora las cosas positivas de esa persona. ¿Qué cosas aportaba esta persona en estas fiestas? Piensa en ello e incúlcaselo a los demás, sobre todo a tus hijos si los tienes, hazles ver con alegría el recuerdo de esta persona y no trates de ocultárselo. Busca sus momentos buenos y repítelos cuando puedas, hablar abiertamente de ello, te ayudará a estar más aliviado.

  
 Hecha mano de los tuyos para superar los malos momentos, hablar y expresar tus sentimientos te ayudarán a sentirte mejor, además muchos de tus pensamientos serán extremadamente negativos, si los compartes tienes posibilidades de que alguien te ayude a desmontarlos y a que veas la parte positiva.

 
 Recuerda que muchas familias tienen problemas que resolver y que no eres el único, intenta aceptar tu realidad y aprovechar estos días para desconectar un poco del día a día. Ahora que ya acabo la navidad y el año nuevo todo sigue igual estés triste o no, tu estado de ánimo no ayudó a mejorar la situación, todo lo contrario. Recuerda que la navidad y al año nuevo sólo fue una fecha en el calendario y que cada persona le dio el significado que quiso. Ya no le des tanta importancia, fue una fecha más.

 
 Aprovecha estos momentos para estar contigo mismo y relajarte, si lo consigues saldrás con energías renovadas. Busca la serenidad en los pequeños detalles, un baño caliente, un té a media tarde, una película por la noche.

 
 Plantéate toda tu situación como si la estuvieras viendo desde fuera, como si fueras un espectador que está mirando una obra de teatro. Analiza toda la situación y valora cuanto de negativo hay en ella y cuanto de positivo, intenta no caer en la trampa de focalizar toda tu atención en los puntos negativos, busca más allá e intenta localizar algo bueno, seguro que lo encuentras.

 
 No te dejes llevar por la publicidad. Busca tu propia felicidad, no tiene porqué ser igual que la de los anuncios. Disfruta estando con los tuyos y teniendo vivencias positivas, no te compares, saldrás perdiendo en la mayoría de los casos, no olvides que la publicidad está exagerada para incitarnos al consumo, sería muy difícil estar a la altura. Busca tu propio nivel y disfruta de él.

 
La depresión es un sentimiento negativo intenso y que produce mucho sufrimiento en quien lo padece y afecta también a los que los rodean,  por lo que se aconseja acudir a un profesional psicoterapeuta.
 Recuerdos de seres queridos, personas que han muerto o que se encuentran lejos con los cuales no se puedo compartir estas fechas. Puesto que estas vivencias no se pudieron repetir, el pensamiento será negativo hacia esa situación y la persona afectada no tiene ganas de nada. Está focalizando toda su atención en ese acontecimiento o en la persona o personas que faltaron y no es capaz de ver el resto del ambiente, como otros familiares que sí estuvieron presentes, o que tuvieron otras situaciones buenas y positivas, etc.

 
 Paralelo a lo anterior aparecen recuerdos de acontecimientos pasados vividos en estas fiestas o a lo largo del año pasado que fueron negativos y que ahora salen a relucir para demostrar lo mal que lo hemos pasado o lo desdichados que hemos sido. Es una forma de rememorar el pasado pero que solo sirve para ensuciar el presente.

 
 Las personas que se encuentra lejos de casa, viviendo o trabajando en otras ciudades y que no tuvieron la posibilidad de volver a casa en estas fechas pueden desarrollar este trastorno. Igualmente es una forma negativa de vivir una realidad, eligen pensar en negativo cuando podían hacerlo en positivo.

 
 Algunas personas se dejaron llevar por la publicidad y por el espíritu de la fiesta de navidad y año nuevo que trataron de vendernos por todas partes. La idea de felicidad que aparece en los medios de comunicación no tiene nada que ver con la realidad que viven muchas familias con problemas, ya sean económicos, personales, laborales, de pareja , etc.. Si hemos caído en la trampa de compararnos con lo que nos venden habremos caído en un pozo sin salida, por supuesto que no nos parecemos para nada a lo que dicen los anuncios, pero ten en cuenta que cada uno vive estas fechas a su manera y que ninguna forma es mejor que la otra.

 
 La falta de recursos económicos ha sido una gran traba en estas fechas. El hecho de no haber podido comprar regalos a todos nuestros seres queridos o de no haber tenido una buena cena o fiesta de fin de año ayudará a la persona negativa a refugiarse en sus pensamientos y a autocriticarse de manera exagerada.

¿Qué hacer para estar mejor?

 Haz que los recuerdos de los fallecidos se conviertan en algo agradable. Rememora las cosas positivas de esa persona. ¿Qué cosas aportaba esta persona en estas fiestas? Piensa en ello e incúlcaselo a los demás, sobre todo a tus hijos si los tienes, hazles ver con alegría el recuerdo de esta persona y no trates de ocultárselo. Busca sus momentos buenos y repítelos cuando puedas, hablar abiertamente de ello, te ayudará a estar más aliviado.

  
 Hecha mano de los tuyos para superar los malos momentos, hablar y expresar tus sentimientos te ayudarán a sentirte mejor, además muchos de tus pensamientos serán extremadamente negativos, si los compartes tienes posibilidades de que alguien te ayude a desmontarlos y a que veas la parte positiva.

 
 Recuerda que muchas familias tienen problemas que resolver y que no eres el único, intenta aceptar tu realidad y aprovechar estos días para desconectar un poco del día a día. Ahora que ya acabo la navidad y el año nuevo todo sigue igual estés triste o no, tu estado de ánimo no ayudó a mejorar la situación, todo lo contrario. Recuerda que la navidad y al año nuevo sólo fue una fecha en el calendario y que cada persona le dio el significado que quiso. Ya no le des tanta importancia, fue una fecha más.

 
 Aprovecha estos momentos para estar contigo mismo y relajarte, si lo consigues saldrás con energías renovadas. Busca la serenidad en los pequeños detalles, un baño caliente, un té a media tarde, una película por la noche.

 
 Plantéate toda tu situación como si la estuvieras viendo desde fuera, como si fueras un espectador que está mirando una obra de teatro. Analiza toda la situación y valora cuanto de negativo hay en ella y cuanto de positivo, intenta no caer en la trampa de focalizar toda tu atención en los puntos negativos, busca más allá e intenta localizar algo bueno, seguro que lo encuentras.

 
 No te dejes llevar por la publicidad. Busca tu propia felicidad, no tiene porqué ser igual que la de los anuncios. Disfruta estando con los tuyos y teniendo vivencias positivas, no te compares, saldrás perdiendo en la mayoría de los casos, no olvides que la publicidad está exagerada para incitarnos al consumo, sería muy difícil estar a la altura. Busca tu propio nivel y disfruta de él.

 
La depresión es un sentimiento negativo intenso y que produce mucho sufrimiento en quien lo padece y afecta también a los que los rodean,  por lo que se aconseja acudir a un profesional psicoterapeuta.

Topics: Articulos · Tags: , ,
 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.