Del Enamoramiento al Amor

Escrito por · 2014-02-14

Este 14 de febrero es el día de los enamorados, del amor, la amistad y de San Valentín. Pero ¿sabe usted por qué se le llama el día de San Valentín?. Bueno hay muchas teorías, pero la historia más conocida acerca del día de los enamorados surgió en tiempos ancestrales y se ha mantenido a lo largo del tiempo de generación en generación. La historia dice que durante el siglo III, en Roma, se les prohibía casarse a los soldados con la excusa de que los soldados solteros tenían un mejor rendimiento en las guerras que aquellos que estaban casados, porque no tenían lazos emocionales que afectaran su rendimiento. Esta situación hace que un sacerdote comience a llevar a cabo uniones matrimoniales en secreto y sin ser percibido por los romanos. Dicho sacerdote se llevaba el nombre Valentín.

Pasa el tiempo y Valentín continuó realizando matrimonios hasta que Claudio II (Emperador de Roma) le prohibió que siguiese llevando a cabo las ceremonias. Valentín continuó celebrando la unión de parejas ya que era la fe de Dios. Días posteriores, Valentín fue encarcelado y condenado a muerte.

Mientras Valentín espera su condena conoció a una muchacha de la cual se enamoró profundamente y a quien le escribió una carta de amor el día de su ejecución, un 14 de febrero. Dos siglos más tarde la iglesia católica canonizó a San Valentín bajo el nombre de “Patrón de los Enamorados”. Y hasta el día de hoy se conserva el cuerpo de San Valentín en la Basílica de San Valentín, situada en Italia, en la ciudad de Terni. Interesante historia!!!!! Pero ¿qué es estar enamorado?

Para algunas personas la palabra enamoramiento está definida en función de las silabas: EN-AMOR-MIENTO, ya que puede en muchas ocasiones encubrir situaciones de enmascaramiento y mentiras. Pero desde el punto de vista psicológico, el enamorarse es un estado emocional de alegría y felicidad que se siente cuando nos encontramos fuertemente atraídos por otra persona, a la que idealizamos y le atribuimos toda una serie de cualidades y que en la mayoría de los casos se puede magnificar.

Las reacciones psicológicas del enamoramiento pueden varias de una persona a otra. Muchas veces se puede ver en la otra persona a un ser encantador/a que nos cautiva por una serie de cualidades que nos gustan y nos atraen, ya sea su manera de ser, actuar, pensar, inteligencia, apariencia física, etc.

Cuando el enamoramiento es correspondido, hay un deseo irresistible de estar con la otra persona, de conocerla cada vez más, y de involucrarse activamente en su vida. Pero cuando el enamoramiento no es correspondido, se experimentan sentimientos de tristeza, desanimo, desconsuelo y frustración.

Pero el enamoramiento sólo es el inicio de una relación, y aunque puede ser único e irrepetible,  no es definitivo, y no siempre perdurar toda una vida. El enamoramiento es un proceso que puede o no acabar en un verdadero amor, y que dependerá muchas veces de cuánto la pareja se conozca mutuamente, del tipo de relación que sostengan, de conocer sus gustos, disgustos, inquietudes, preferencias, metas, etc.

Este proceso se requiere de tiempo y maduración, para que así se convierta el enamoramiento en un amor sólido, consistente, estable, duradero, dando lugar a un proyecto de vida en común. Esto no significa que las parejas tienen que pasar juntos el resto de sus vidas, sino que al mismo tiempo tienen que ser flexibles, respetarse y aceptarse mutuamente tal como son, y no dejar de mantener sus espacios individualmente. No necesariamente las parejas que pasan más tiempo juntos se llevan mejor.

Mucho cuidado con la monotonía, la rutina, la desidia, la apatía, y el desinterés, pues con el tiempo y los años de convivencia se puede producir cansancio, aburrimiento, fastidio, empalago, deterioro y fin de la relación, especialmente cuando no se han puesto los medios para evitarlo y no se ha mantenido activa la llama del apasionamiento que en algún momento dio lugar al enamoramiento.

Por eso es importante mantener la ilusión, el sueño, la fantasía,  y el entusiasmo, en la persona amada. Cosas tan simples como los pequeños detalles, la comunicación, el acercamiento afectivo, el respeto, la lealtad, y todo lo que se pueda hacer para mostrar a su pareja que a pesar del tiempo, la intensión en la relación sigue siendo la misma que al inicio.

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.