Cada quien es lo que piensa

Escrito por · 2009-04-08

Cada persona es exactamente lo que piensa de si misma, siendo su personalidad la suma de todos sus pensamientos. Las acciones y comportamientos de las personas son el reflejo de su manera de pensar.  La manera como pensamos nos moldean a lo que somos. Si piensas que eres una persona como poco valor o una persona maravillosa, esa es tu realidad, y eso se va a reflejar en tus acciones.

Leyes de la naturaleza
La vida está gobernada por leyes de la naturaleza, y la ley de causa y efecto es tan absoluta e inevitable en el mundo de los pensamientos como lo es en el mundo material. Una persona con una estado de salud mental estable, con un autoestima alta u optimista, no es asunto de azar o de la suerte, sino el resultado natural de un constante esfuerzo por mantener pensamientos positivos y optimistas, es decir el resultado de una proceso largo y permanente en su  manera de pensar.

Destinados a producir
Nuestra manera de pensar se puede comparar a la de una un jardín de casa, es decir que puede ser cultivado o ser abandonado por su propio dueño. Cualquiera sea la decisión de su dueño, ese terreno esta destinado a producir. Si se decide no sembrar el jardín, entonces este quedará a la intemperie de las condiciones del clima, y no dejará de producir, pero crecerá y se reproducirá abundancia de mala hierba. Si tú decides cosecharlo y cuidarlo, vas a impedir que crezca la mala hierba, pues querrás ver y cultivar hermosas flores o rosas.

Así somos los seres humanos. Nosotros elegimos si cuidamos nuestra manera de pensar, limpiándola de pensamientos negativos y dañinos hasta lograr tener lo que deseamos, una manera de pensar positiva y optimista, y que ésta se refleje en nuestras acciones. Sólo si seguimos este simple proceso de la naturaleza, tarde o temprano descubriremos que cada uno es dueño, amo y guía de su manera de pensar y de sus nuestras acciones.

Nuestro comportamiento es un reflejo
Dentro de este proceso de la naturaleza, descubrimos también que nuestra manera de pensar es el como el “eco”, que te devuelve todo lo que piensas, o el efecto “bumerán” que siempre regresa al  mismo lugar. El pensamiento y el comportamiento son uno solo. Mientras que el comportamiento sólo se manifiesta y descubre a través de las acciones, este no es más que el simple reflejo de nuestro interior, es decir de nuestra manera de pensar.

Cada persona está donde está por la ley de su propia manera de pensar. Los pensamientos que ha construido y su manera de ser lo ha llevado allí, y en la ley de la vida no hay elemento de azar, sino el resultado de una ley natural que no puede fallar. Esto se aplica para aquellos que se sientes felices consigo mismo como para aquellos que se sienten insatisfechos consigo mismos.

Una persona puede sabotearse y abandonarse a si mismo si piensa que sus acciones son el reflejo de las condiciones externas, pero cuando se da cuenta de que tiene el inmenso poder de cambiar su manera de pensar, si así lo desea, se convertirá en el amo y señor de sus acciones.

Demostrado científicamente
   Está demostrado científicamente que la manera como pensamos afecta de manera significativa nuestra vida. Nuestra manera de pensar no sólo afecta nuestro estado emocional, sino también nuestro cuerpo en general, pues nuestros pensamientos se convierten en materia.

Recientemente apareció una nueva ciencia que se llama “psiconeuroinmunología” que ha demostrado la conexión entre nuestra manera de pensar y el cuerpo. Ha quedado comprobado que cada vez que pensamos producimos reacciones bioquímicas en el cerebro,  y a través de estos químicos en el cerebro, que se llaman neurotransmisores, se envían señales a todo el cuerpo; es decir, estos químicos son los mensajeros de nuestros pensamientos a todo el cuerpo. En otras palabras, nuestros pensamientos producen químicos en el cerebro que permitirán que nos sintamos exactamente como estamos pensando. Si usted se siente feliz, inspirado, o esta pensando positivamente, su cerebro elaborará químicos (dopamina) que harán que usted sienta placer, gozo y entusiasmo. Si usted se siente con coraje, odioso o infeliz, su cerebro elaborara químicos (neuropeptidos) que hará que usted se sienta enojado, insatisfecho, y pesimista. En otras palabras su cuerpo va a responder de la manera que piensas y sientes. 

Como piensas es como eres
El cerebro y el cuerpo responde de acuerdo a las reacciones que se producen en nuestra manera de pensar, es decir nuestros pensamiento se convierten en químicos (materia) y éstas en emociones y nuestras emociones en nuestras acciones.

Si usted es una persona que se ha sentido insegura todo el tiempo, inconcientemente ha estado elaborando enormes cantidades de químicos (neurotransmisores) que le la han dado esa “inseguridad” por mucho tiempo, es decir su cuerpo se ha estado sintiendo exactamente como ha estado pensando, y ahora su cuerpo es el que reacciona y la hace sentir como piensa, y usted ha entrado en un ciclo de adicción consigo mismo. Si esta manera de pensar ha perdurado por muchos años, usted se ha convertido en una persona con una característica de personalidad insegura.

Se ha demostrado también que el cerebro de las personas (sin importar la edad), es flexible y modificable; es decir, se puede cambiar intencionalmente, si así la persona lo desea. Pero para eso se necesita remplazar una manera de pensar inferior por otra superior.  Si usted cree que no lo puede hacer por si mismo, busque ayuda.

Si tienes alguna pregunta o comentario puedes llamarme o escribirme: 720-839-7196

 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.