Abuso infantil: ¿Qué es y como prevenirlo?

Escrito por · 2011-01-18
¿Qué es el abuso infantil?
El abuso infantil se refiere a cualquier tipo de maltrato o descuido realizado por un adulto a un menor de edad, de manera premeditada, intencional y abusiva, ya sea física o psicológica.
El abuso infantil es un acto considerado criminal por la legislación internacional y por la mayoría de los países. En los Estado Unidos, el abuso infantil es un delito criminal y los adultos que cometen abuso con menores son sancionados severamente, y si se trata de padres pueden llegar a perder la custodia legal de sus hijos.
Lamentablemente, como parte de la cultura hispana, en Estados Unidos, muchos adultos comenten abuso físico y psicológico con sus hijos y tratan de justificar el hecho como parte de la disciplina en casa, y creen que las autoridades no se deben inmiscuir en sus asuntos domésticos.
Personal y profesionalmente creo que la violencia y el abuso no se justifican bajo ningún tipo de argumento, y que debemos educar a nuestra población hispana para parar con éste ciclo generacional de la violencia que no sólo afecta a los menores, sino también a las familias  y la sociedad.

¿Qué dicen las estadísticas?
Según estudios realizados por el Departamento de Salud de los Estados Unidos, cada día mueren más de tres niños  como resultado de abuso domiciliario o negligencia por parte de los padres. Así mismo se menciona que anualmente se reportan tres millones de casos por abuso infantil. Según estos estudios, aproximadamente el 40% de los niños y niñas victimas de abuso fueron maltratadas por sus madres, el 18%  fueron maltratados por sus padres, y el 17% por ambos padres.
Por otro lado se menciona que los niños y niñas que fueron abusados son 2.5 de veces más probable que abusen del alcohol y casi cuatro veces más probables que se conviertan en adictos a las drogas. Finalmente estos estudios estiman que una tercera parte de los niños y niñas abusados o descuidados por sus padres, serán abusadores con sus propios hijos, continuando así con el espantoso e injustificable ciclo generacional del abuso.
¿Cuáles con los síntomas o sospechas de abuso infantil?
Abuso Físico: Quemaduras, cortes, moretones, cicatrices inexplicable, extremidades hinchadas o dolidas, dolores físicos inexplicables, comportamiento antisocial, problemas en la escuela, temor a los adultos.
Abuso Emocional: Depresión, ansiedad, hostilidad, estrés, desorden alimenticio, apatía, falta de motivación, aislamiento, expresión de pensamientos o gestos suicidas, problemas para dormir, orinarse la cama.
Negligencia de padres: Poner ropa a los hijos no apropiado para el clima, tenerlos sucios o desaseados, tenerlos con hambre, falta de supervisión adecuada, entre otros.
¿Cómo prevenir el abuso infantil?
 Evite disciplinar o castigar a sus hijos cuando está muy enojado o fuera de control.
 El castigo físico debe ser descartado como parte de la disciplina.
 Explore otras alternativas de disciplina de comportamientos inadecuados de los hijos.
 Dialogue con ellos y trate de ser muy tolerante, pero no consentidor, con la misma serenidad y amabilidad que se les reconoce o premia, también con esa misma serenidad y contundencia se les puede castigar, pero no golpear.
 Los castigos deben ser cortos y realistas, y no deben de ser aplicados o perdonados por personas ajenas a la disciplina de los niños.
 Las sanciones y reglas deben ser de acuerdo a la edad y el nivel de compresión de los niños. Ellos deben de conocer con claridad las reglas de la casa y las consecuencias de no cumplirlas.
 Se debe siempre mantener una actitud serena, tranquila y de dominio permanente de la situación, no se deje manipular por sus hijos, ni pierda el control por las conductas negativas de ellos. Recuerde que usted es el adulto, y que en usted recae la autoridad y responsabilidad.
Finalmente recuerde que la tarea de ser padre es todo un reto. El éxito de ser padre esta en la confianza, comunicación, y la sana convivencia con los hijos.
Si usted sabe o sospecha de un caso de abuso infantil en los Estados Unidos, repórtelo inmediatamente al  1-800-4-A-CHILD (1-800-422-4453)
Topics: Articulos · Tags:
 

Escriba un comentario

You must be logged in to post a comment.